13
Tue, Nov

¡WhatsApp menos seguro!

Tecnología
Typography

La aplicación de mensajería instantánea más popular de Internet nunca ha hecho gala de un sistema de seguridad a prueba de bombas. Comenzamos, así, el 2017, con dos nuevos virus en WhatsApp, más sofisticados que nunca y que, si no estamos alerta, podemos llegar a ser infectados pues parecen archivos fiables y legítimos.

La aplicación de mensajería instantánea más popular de Internet nunca ha hecho gala de un sistema de seguridad a prueba de bombas. Comenzamos, así, el 2017, con dos nuevos virus en WhatsApp, más sofisticados que nunca y que, si no estamos alerta, podemos llegar a ser infectados pues parecen archivos fiables y legítimos.


Los virus, ahora, en formato Office

En las primeras horas del 2017 han sido reportados dos nuevos virus a través de Whatsapp, con la novedad de que parecen documentos legítimos archivados del paquete office y remitidos por agencias reales como la NDA (Academia de Defensa Nacional) o la NIA (Agencia de Investigación Nacional). Nada raro parece albergar estos documentos de texto que son compartidos a través de la aplicación de mensajería instantánea hasta que se abren. En el momento de hacer clic se instala un virus en el móvil del afectado que podría poner en peligro información sensible como cuentas bancarias y números de tarjetas.

Los dos archivos que contienen los virus están nombrados como “NDA-ranked-8th-toughest-College-in-the-world-to-get-in.xls” y “NIA-selection-order-.xls”. Estos dos ”archivos” se encuentran bajo la apariencia de formato excel, pero cuidado, porque también los están enviado en formato PDF o Word. El virus es capaz de extraer cualquier información que tengas en el teléfono: contactos, contraseñas y pins bancarios… Viendo el ”remitente” de los documentos, hay que suponer que el principal objetivo de este virus es personal oficial, policía, militares y personal de seguridad.

Uno de los países más afectados por este nuevo tipo de virus a través de WhatsApp que toma la apariencia de documento oficial es India, donde sus habitantes poseen, en su gran mayoría, teléfonos con un sistema Android antiguo y ya obsoleto, que los hace más vulnerables a este tipo de ataques. Esto no quiere decir a que el ataque no se extienda a cualquier parte del mundo: en cada país existen organismos oficiales susceptibles de ser suplantados. Lo único que hay que tener, como siempre en estos casos, es un poco de cabeza y no abrir nunca un archivo adjunto a no ser que sepamos, a ciencia cierta, que el usuario que nos lo ha enviado es, realmente, el que se ha puesto en contacto con nosotros. Un conciso ”¿Qué es lo que me mandas?” debería bastar para ponerle sobre aviso de que están utilizando su cuenta para enviar contenido malicioso.