19
Mon, Feb

"América Latina está en crisis por la corrupción".

Internacionales
Typography

El papa Francisco denunció ayer que América Latina está en crisis por la corrupción, aseguró que el caso Odebrecht "sólo fue una parte chiquita" y criticó que la región "está sufriendo bajo un capitalismo liberal deshumano".

El papa Francisco denunció ayer que América Latina está en crisis por la corrupción, aseguró que el caso Odebrecht "sólo fue una parte chiquita" y criticó que la región "está sufriendo bajo un capitalismo liberal deshumano".

En su gira por Chile y Perú, el Papa se mostró preocupado por una iglesia arrogante y dividida, alejada de los fieles.

"En general la política en América Latina está más enferma que sana. Hay una crisis política no sólo en el Perú", dijo el Pontífice en una conversación improvisada con obispos peruanos, a los que visitó en el Arzobispado de Lima.

"Gran parte de Latinoamérica sufre la decadencia y el embate de la corrupción. El caso Odebrecht sólo fue una parte chiquita. Estamos en crisis por la corrupción", denunció Jorge Bergoglio en referencia al escándalo de sobornos que involucra a una constructora brasileña y a varios gobiernos de la región.

Y lamentó: "Se da que gana la oposición y acusa de corrupto al anterior; luego gana el otro y también lo acusa... y los dos tienen algo de razón". "El juego político es muy difícil y nos pone en dificultad si queremos ser pastores. Tampoco la denuncia es la única arma, están la persuasión y la formación política", les dijo.

En ese sentido, hizo referencia al "fenómeno de los paraísos fiscales, muchos de los cuales están en América Latina".

Mensaje a los jóvenes

En el último día de su visita a Perú, el papa Francisco advirtió a los jóvenes del país que "no se puede photoshopear la realidad".

"Sé que es muy lindo ver las fotos arregladas digitalmente, pero eso sólo sirve para las fotos. No podemos hacerle Photoshop a los demás, a la realidad, ni a nosotros", aseguró el pontífice al rezar el tradicional Ángelus dominical.

En otro discurso lleno de referencias al lenguaje juvenil, como había hecho con los jóvenes chilenos en el santuario de Maipú, el pontífice se animó a usar metáforas futboleras.

"Me podrán decir: 'pero hay veces que se vuelve muy difícil'. Los entiendo. En esos momentos pueden venir pensamientos negativos, sentir que hay muchas situaciones que se nos vienen encima y pareciera que nos vamos quedando fuera del mundial; pareciera que nos van ganando", dijo, en un Perú que de la mano de Ricardo Gareca se clasificó a Rusia tras 36 años.

Violencia en el Congo

El papa Francisco exhortó a las autoridades de la República Democrática del Congo a "evitar toda forma de violencia", tras la represión de manifestaciones en la capital Kinshasa, que ha dejado seis muertos.

El Papa hizo un llamado a las "autoridades del país africano, responsables y todos" para que "pongan su máximo empeño y esfuerzo a fin de evitar toda forma de violencia y buscar soluciones a favor del bien común".

"Recemos por el Congo", pidió el papa desde la catedral de Lima.

Misa de despedida

El papa Francisco lamentó la existencia de personas que viven "sin condiciones necesarias en las márgenes de nuestras ciudades", al celebrar una misa campal en Lima para más de un millón de personas, la última actividad de su visita de seis días a Sudamérica.

Así terminó uno de los viajes más difíciles de su pontificado, en el que debió poner el cuerpo a las críticas a la Iglesia chilena por casos de abusos y en el que desde Perú aprovechó luego para mandar mensajes a toda la región en defensa de los pueblos originarios y de fuerte condena a los femicidios y la corrupción.

"Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer, si es el papa Francisco, vicario de Cristo que nos vino a ver", cantaban las 1.300.000 personas que acudieron, según estimó el vocero papal Greg Burke.

De frente a la multitud que lo despidió, con la movilización que no se sintió durante la etapa chilena de la gira, Francisco reconoció que en la región "el problema está en que son muchísimos los no ciudadanos, los ciudadanos a medias o los sobrantes urbanos que van a vivir a las márgenes de nuestras ciudades sin condiciones necesarias para llevar una vida digna".